piedras

Despidiendo las bellezas del Norte

El señor de la Peña

Antes de llegar a la parte en que la Ruta 40 atraviesa la región de Cuyo, se pueden hacer varias visitas que valen la pena.

Una de ellas consiste en hacer una escapada desde Tinogasta hacia Aimogasta y a Anillaco para visitar al Señor de la Peña.

El Señor de la Peña es una gran roca de 12 m de altura por 20 m de periferia con forma de rostro que se desprendió hace mucho tiempo de la Sierra de Velasco. Está ubicada a 47 km de Aimogasta y a 90 km de la capital riojana.

Los Diaguitas lo llamaron “Dios Llastay”. Cuando llegaron los españoles aprovecharon la devoción de los pueblos aborígenes para decir que se trataba del rostro de Cristo. Actualmente tiene una cruz de hierro en la cima.

En Semana Santa se congregan miles de peregrinos y promesantes.

 

La Mejicana

Desde Famatina , pasando por Carrizal y Los Corrales, es posible subir por un camino, que en rigor es poco más que una senda de herradura, hasta la mina La Mejicana, a unos 4600 m de altura, ubicada a 34 km de aquella localidad.

La Mejicana fue un importante yacimiento de cobre y oro en las entrañas del Famatina.

Se puede bordear el río Amarillo (portador de ocre) y alcanzar la terminal del Cablecarril procedente de Chilecito, de 35 km de largo, que funcionó a principios del siglo XX y fue en ese momento una de las grandes obras de ingeniería del mundo.

 

El Cablecarril

Se construyó entre 1903 y 1905 para transportar minerales hasta la ciudad de Chilecito. Se componía de 8 tramos.

Terminó su actividad en 1925, pero en la década de los noventa fue puesto en marcha para fines turísticos. Sin embargo el 24 de julio cerró nuevamente debido a un accidente en el que murieron dos jóvenes.

Aún funciona con fines de mantenimiento.

En las afueras de Chilecito, la Ruta 40 pasa por debajo del bicable de esta obra de ingeniería y a metros de la Terminal de Ómnibus de esa ciudad, también sobre la Ruta 40, funciona el Museo del CableCarril, en donde es posible conocer profundamente su historia.

 

Chilecito, donde el sol pasa el invierno

Chilecito es la segunda ciudad en importancia de la provincia de La Rioja. Se encuentra en el Valle Antinaco-Los Colorados, encerrada por los cordones de la Sierra de Velasco al este y la sierra de Famatina al oeste.

Es un atractivo destino turístico ya que está llena de historia, hermosos paisajes y una oferta gastronómica importante.

Por la Ruta 40, antes de llegar a Chilecito, en el paraje San Pedro, es posible ver una construcción circular de adoquines con líneas radiales. Los pobladores la consideran “el reloj de los indios”.

También es posible desviarse un poco para ver la capilla de los Sarmientos, que cuenta con un portón de algarrobo artísticamente tallado por los indios luego de que fueran evangelizados.

Estos lugares marcan el límite de la parte Norte de la Ruta 40, que se adentra ahora en la Región de Cuyo y nos invita a conocer nuevas maravillas.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

wp-puzzle.com logo